Acerca de SUNTRACS

about

 

El 10 de septiembre de 1972, en la Sala Francesa, en Calidonia, cerca del desaparecido teatro Tívoli, se funda el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (SUNTRACS)...

Leer más...

Videos

[Video] Panamá: Movimiento Social panameño Como todos los años rendimos honor a los mártires del 9 de enero de 1964.

martires se respetan

[Video] Panamá: Movimiento Social panameño

Como todos los años rendimos honor a los mártires del 9 de enero de 1964.

 

 

 

Movimiento Social panameño

Como todos los años rendimos honor a los mártires del 9 de enero de 1964.
A 54 Años, ni olvido ni perdón

 

Comunicado de FRENADESO

LOS MÁRTIRES SE RESPETAN

 

Hoy, como todos los años, convocados por las fuerzas patrióticas y populares, nos concentramos en el Instituto Nacional, donde esa calurosa tarde del jueves 9 de enero de 1964, hace 54 años, un puñado de institutores partió hacia la Escuela de Balboa en la llamada Zona de Canal, a ondear la enseña patria en cumplimiento de acuerdos suscritos entre los gobiernos de Panamá y Estados Unidos.
 

Conscientes seguramente del peligro que enfrentaban, pero quizás sin vislumbrar la trascendencia que esos pasos se inscribirían con letras doradas en la historia, esos jóvenes comenzaban a escribir una de las páginas más hermosas de las luchas de nuestro pueblo.

 

Fueron agredidos y nuestra bandera ultrajada, pero esa fue la chispa que despertó la conciencia y la indignación nacional, que asombró a todo el mundo cuando un pequeño pueblo agigantado por el fervor patriótico se enfrentó al ejército más poderoso del planeta. No habría vuelta atrás. Los sucesos que significaron 21 muertos y más de 500 heridos en una jornada que se extendió desde ese jueves y todo el fin de semana, marcó el inicio del fin del humillante tratado que los imperialistas y la oligarquía nos impusieron.

 

Las balas que acribillaban al pueblo no lograron intimidar a los patriotas y una multitud exigió al presidente de turno el rompimiento de relaciones diplomáticas con el coloso del norte, hecho no compartido por una oligarquía que acusaba de comunistas y revoltosos a los manifestantes y que se conformaba con las migajas económicas que les dejaban los gringos.

 

Venimos aquí a decirle a estos héroes y mártires que nunca los olvidaremos, aun cuando los poderes que someten al pueblo pretendan borrar esta fecha de la memoria histórica con actos que nada tienen que ver con honrar la gloriosa fecha.

 

Venimos a decirles que gracias a su sacrificio se eliminó el enclave colonial, que no están esas bases militares, ni gobernadores, ni policías, ni tribunales de justicia, ni autoridades gringas, ni cerca, que humillaban al pueblo y que hoy hay una sola bandera ondeando en todo el territorio nacional.

 

Pero también venimos a comprometernos a terminar de escribir la insigne página que ellos iniciaron. Porque todavía existe un Pacto de Neutralidad que nos amenaza permanentemente y que como espada de Damocles se cierne como germen de nuevas intervenciones armadas como fue aquella última del 20 de diciembre de 1989.

Que aquí se levantó un emporio capitalista de carácter transnacional y mafioso que nos ha convertido en foco de escándalos internacionales y que ha erigido un sistema que nos coloca como uno de los países más desiguales del planeta.

 

Que el Canal por el que ellos lucharon para que fuera panameño está al servicio de poderes imperiales, las grandes corporaciones y monopolizado por esa misma oligarquía traidora que vendió al país por unas cuantas monedas y que usufructúan para ellos un bien que debe ser colectivo.

 

Que los herederos de esa oligarquía que entregó a perpetuidad el Canal, que impuso en la Constitución y en el tratado oprobiosas cláusulas intervencionistas para controlar el poder por siempre, han seguido saqueando las arcas del Estado a niveles inimaginables. Por eso le temen al ejemplo de los mártires y pretenden ocultar la historia de estos grandes luchadores. Porque saben que ellos son la fuente de donde se nutren los patriotas para limpiar a Panamá de estas lacras y mafias que nos han gobernado y gobiernan, que controlan los poderes del Estado, los partidos políticos tradicionales, los medios de comunicación que, con programas antivalores, manipulan a la juventud y mantienen en el oscurantismo a amplios sectores de la sociedad. Que se hacen leyes a la medida de una clase dominante que fomenta la corrupción, la impunidad y roba los recursos necesarios para resolver los ingentes problemas de salud, educación, seguridad social, pensiones, salarios, vivienda, comida y transporte de la población y vulnera los derechos humanos, democráticos y ambientales.

 

Que esa misma oligarquía mantiene una política exterior rastrera al servicio del imperio, permite una permanencia militar norteamericana disimulada y un centro de espionaje y de agresión contra los pueblos de la Patria Grande, basándose en convenios que nunca fueron sometidos a la consulta popular.

 

Que vivimos en un país donde además de desigual, crece la pobreza, el desempleo, la falta de oportunidades, la exclusión y la discriminación de todo tipo.

 

Por ello estamos aquí, para jurar ante ustedes que no desmayaremos hasta barrer con toda esta podredumbre moral que reina en el país y lograr una Asamblea Constituyente Originaria, con plenos poderes, convocada por el pueblo soberano.

 

Que nos empeñamos en fortalecer al Frente Amplio por la Democracia (FAD) y forjar la unidad del pueblo para enfrentar en el terreno electoral a las fracciones de la clase dominante representadas en los partidos políticos que promueven el más vulgar clientelismo y candidaturas llamadas independientes que no son otra cosa que lobos vestidos de ovejas, la mayoría de ellos subordinados al llamado “patrón”, como es reconocido por su propia clase, Stanley Motta, y que desde ya anuncian las elecciones del 2019 (si las hay) como las elecciones más bochornosas, disparejas, clientelistas, fraudulentas y violentas de los últimos tiempos.

 

La sangre derramada no ha sido en vano, aunque haya quienes en medio de tanta ignorancia e infamia hayan pretendido burlarse de los mártires. Haremos que se respete su sacrificio.


Por estas mujeres y hombres, por los que los inspiraron a ellos y por los que en ellos se inspiraron posteriormente, nos sentimos orgullosos de ser panameños y de haber nacido en esta tierra que defenderemos inspirados en su valor y heroísmo.

 

Nos dijo la poetiza panameña Diana Morán, en su inmortal poema “Soberana Presencia de la Patria”:

Escuchen lo que digo, hoy nueve de enero,
a ustedes tragalunas del mundo,
a ustedes que asesinan los dedos sembradores de olivo:
Del hijo acribillado retoñan muchos hijos,
del obrero en el polvo mil obreros regresan,
del semen inmolado toda cuna germina.
Las tumbas pregonan! Se desclavan las cruces!
De la cal del pueblo, el pueblo resucita!
Y tú, pequeña patria, gigante de esta fecha,
esculpida en la roca de tus muertos
para nacer definitivamente,
abrirás tus alas agredidas
en el dolido cofre de tus peces.
Hasta el último niño en presagio de mieles
ofrendará su pálpito de auroras
por la libre heredad de sus estrellas
Hoy! Mañana! Siempre!

Panamá, 9 de enero de 2018.

Gloria eterna a los Mártires de Enero

FRENADESO

 

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE
LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

 

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: