Videos

Planillas y desempleo En Panamá no solo se está en la incapacidad estructural de generar los empleos exigidos por el crecimiento de la población en edad de trabajar Por; Genaro López

planilla1

Planillas y desempleo

En Panamá no solo se está en la incapacidad estructural de generar los empleos exigidos por el crecimiento de la población en edad de trabajar

Por; Genaro López

La oleada de despidos ha sido la tónica de las últimas semanas. El desempleo es uno de los problemas que mayor preocupación genera en la sociedad. Las personas desempleadas, aquellas que no tienen un empleo u ocupación formal y fija deben enfrentarse a diario a situaciones difíciles, debido a la falta de ingresos necesarios para sostenerse a sí mismas y sacar adelante a sus familias.

 

Lo que sucede es el reflejo de un sistema económico que transita de la producción a la especulación. Una economía globalizada, bajo el mandato del neoliberalismo, donde predominan los sectores improductivos.

 

En Panamá no solo se está en la incapacidad estructural de generar los empleos exigidos por el crecimiento de la población en edad de trabajar, sino que lo que sucede en el mercado laboral es el resultado de una economía que ha privilegiado el comercio, los servicios y las actividades vinculadas a la economía internacional, las cuales generan pocos puestos de empleo.

 

Según estadísticas oficiales el desempleo en el país aumenta desde el 2012, la tasa actual es similar a la de 2007 (6.4 % y 6.1, respectivamente), más de 116 mil personas desocupadas, a ello hay que sumar la informalidad laboral (más de 323 mil trabajadores están bajo condiciones informales, lo que equivale al 42 %). Cerramos el 2017 con más de 13 mil desempleados adicionales, siendo los jóvenes, mujeres y profesionales los más afectados por el desempleo en el país.

 

Como todos los Gobiernos del llamado ‘periodo democrático', Varela está carente de una propuesta de desarrollo económico y social que permita garantizar la creación de nuevas fuentes de empleo permanente con salarios que cubran las necesidades materiales de vida de trabajador y su familia y que garanticen sus prestaciones sociales.

 

Resolver el problema del desempleo en el país, pasa entre otras cosas, por romper con la política económica neoliberal; requiere una política dirigida a la promoción de los sectores productivos del país (agro e industria), y de la estructuración de un Plan Nacional de Desarrollo.

 

Mientras el desempleo crece, por el otro lado, aparecen planillas dirigidas a sustentar el clientelismo político, lo cual constituye otro caso de corrupción, otro atraco a los fondos públicos que sustentamos los trabajadores con nuestros impuestos. Son recursos del pueblo utilizados para nombrar familiares, amigos, copartidarios, seudoindependientes, que debieron ser utilizados para atender las necesidades de la población.

 

En el caso de la Asamblea Nacional, los diputados disponen de tres partidas: la 080 (para nombrar personas de confianza del diputado), cuyo monto subió en este Gobierno de 4 mil a 30 mil balboas; la 02 (nombramiento de personal transitorio). En el 2017 cada diputado manejo 1.1 millón de balboas para contratos de personal no permanente. De 2014 al 2017 (Administración Varela) se han destinado unos 185 millones de balboas en este tipo de cuentas. Todo un mecanismo de financiamiento para el clientelismo político, todo un engranaje de corrupción.

 

En el caso del Ejecutivo, la planilla 172 (para servicios profesionales de periodos de seis meses, cuyo origen data de 1994 (Administración de Pérez Balladares), que maneja el presidente, cuyo monto asciende a casi 14 millones de balboas. Los salarios van desde los 2500 hasta 10 000 balboas mensuales. Se trata de un número significativo de asesores, amigos, copartidarios en planilla, siendo la pregunta obligada: ¿Trabajan en realidad estas personas?

Sin dudas, ello pone una vez más el dedo en los órganos de Gobierno, ante la falta de ética y compromiso de los diputados, magistrados, ministros y presidente. La crisis es institucional.

 

Constituyente Originaria contra la corrupción y la impunidad. Adecentar para construir verdadera democracia, respeto a los derechos humanos, equidad y justicia social.

 

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: