Videos

¿Quiénes Somos?

Antecedentes históricos


El 10 de septiembre de 1972, en la Sala Francesa, en Calidonia, cerca del desaparecido teatro Tívoli, se funda el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (SUNTRACS) durante una asamblea de trabajadores y casi en secreto, algo característico de aquellos años de la dictadura militar.

 



Toman esa decisión, luego de largos esfuerzos por mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los obreros, los dirigentes de aquella época de los sindicatos de albañiles, carpinteros y reforzadores, interesados en crear una sola organización que dignificara al obrero de la construcción y luchara por sus reivindicaciones. Entre esos dirigentes estaban José Rayo e Hipólito Alvarado, dos legendarios luchadores obreros.
En 1974 se une formalmente al sindicato el compañero Genaro López, quien ya había participado en sus esfuerzos organizativos iniciales y sería uno de los principales actores del movimiento sindical panameño de las últimas décadas.

Ya como dirigente sindical elegido por los trabajadores, Genaro ocupa el cargo de Secretario General del SUNTRACS de 1984 a 1986, durante la difícil crisis del régimen de Noriega. En esa época, entra en contradicciones con un sector de la dirigencia plegada a los cuarteles y al partido gobernante (PRD) que querían someter al sindicato a los dictámenes de los cuarteles. Recibió golpizas y amenazas frecuentes. En varias ocasiones, su vida estuvo en peligro por pandilleros y mafiosos a sueldo patrocinados por los militares y la burocracia sindical.
Fue desplazado de la dirigencia y sobrevino el peor momento para el SUNTRACS. La dirigencia impuesta por las autoridades de Trabajo plegadas a los militares, a cambio de prebendas y coimas, negoció la reducción de los salarios de los trabajadores, dejó de pagar la cuota del Seguro Social, las oficinas y otras propiedades fueron secuestradas por los trabajadores y el sindicato cayó en la ruina.

 

 


En 1990, en tales circunstancias, Genaro ocupa nuevamente la Secretaría General y logra que el SUNTRACS se levante de sus cenizas, como el ave fénix.
Rápidamente, el SUNTRACS, apuntalado por la dinámica de la construcción y por el ímpetu combativo de sus miembros, se convierte en el sindicato más grande y beligerante de Panamá y de la región.

Genaro López, hoy Secretario General de la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI), Secretario de Finanzas del SUNTRACS y Secretario General del Frente Amplio por la Democracia (FAD), del que fue su candidato presidencial, en el año 2010 es reemplazado en el cargo de Secretario General del SUNTRACS por su compañero de mil batallas, Saúl Méndez, quien es reelecto en ese cargo en 2013.

 

Hablar del SUNTRACS es hablar de las principales jornadas de lucha del pueblo panameño durante las últimas décadas. La organización obrera estuvo en la primera línea de combate del movimiento sindical independiente durante la dictadura militar, como en el episodio del rechazo a la ley 3 en 1, donde fue asesinado el obrero del SUNTRACS Yito Barrantes, en marzo de 1986. El SUNTRACS participa del repudio a la visita del invasor George Bush a Panamá. Se opuso al alza de la edad de jubilación bajo el Gobierno de Endara. Rechazó las reformas al Código de Trabajo en 1995, bajo el Gobierno de Ernesto Pérez Balladares, en las jornadas donde fueron asesinados Rufino Frías del SUNTRACS y tres trabajadores más. En el Gobierno panameñista de Mireya Moscoso, el SUNTRACS se opone a la privatización de la Caja de Seguro Social (CSS). Ya como parte de FRENADESSO (aún con dos eses), rechaza la Ley de la Muerte (CSS) de Martín Torrijos y enfrenta el sindicalismo amarillo (apoyado por el Gobierno), el sicariato y la represión, que se cobra la vida de los obreros del SUNTRACS Osvaldo Lorenzo y Luiyi Argüelles. El 12 de febrero de 2008, en el marco de la lucha por un reglamento de salud laboral y contra el alto costo de la vida, es asesinado por la policía el joven dirigente obrero colonense, Al Iromi Smith. El 8 de abril de 2011, muere en un accidente de tránsito el prometedor dirigente Eustaquio Méndez.

Logros


En el Gobierno de Martinelli-Varela, el SUNTRACS rechazó el 7 % y la Ley Carcelazo, jornadas que significaron el arresto de cientos de trabajadores y el pago de onerosas, arbitrarias e ilegales multas: por combatir la aberración jurídica que desató la masacre de Changuinola (Ley Chorizo), su dirigencia fue amenazada y perseguida con orden de captura junto a los compañeros de la Dirección Nacional de FRENADESO. El SUNTRACS se solidarizó con el pueblo ngäbe buglé en su lucha contra los proyectos mineros e hidroeléctricos depredadores del ambiente. Y participa en el momento decisivo en el rechazo del pueblo a la Sala V y en la derogación de la Ley de la Zona Libre de Colón tras una serie de muertos, heridos y encarcelados por el Gobierno de Ricardo Martinelli.

 


También en el año 2012, el SUNTRACS logra materializar uno de los sueños más anhelados, la Cooperativa de Servicios Múltiples del SUNTRACS, que funciona en las instalaciones de la Avenida Perú, entre las calles 32 y 33.
En estas cuatro décadas han sido numerosas las huelgas realizadas que se han podido sostener gracias al fondo de huelga que se constituye gracias a la mitad de la cuota obrera que aporta el trabajador al SUNTRACS (el 2 % de su salario) y de la cual recibe una ayuda en tiempos de lucha.

Con la otra mitad del aporte se cubren todos los gastos de equipos, administración, servicios y funcionamiento de los 10 locales a nivel nacional, asesorías, asistencia legal, deporte, ayuda al trabajador, capacitaciones de formación sindical y técnicas, como diplomados, y las giras, movilizaciones y solidaridad con organizaciones populares, publicaciones y la edición de La Voz del SUNTRACS.

Actualidad


En mayo de este año, el SUNTRACS, tras 12 días de huelga combativa, el SUNTRACS logra pactar nuevamente la Convención Colectiva con la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), logrando alzas salariales significativas, mejorando las condiciones de trabajo, unificando salarios a nivel nacional, estableciendo mejores salarios para las llamadas «megaobras» y otros grandes beneficios para el trabajador.

Han sido ya varias décadas de lucha junto al pueblo panameño, dignificando al obrero y luchando por mejores condiciones de trabajo, salarios y seguridad laboral.

En ese contexto histórico y en su 42 aniversario, el SUNTRACS inaugura su nueva sede, el nuevo hogar del obrero de la construcción, porque todos tenemos derecho a vivir mejor, no solo el rico, también el trabajador.

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: