Videos

Panamá: Urge trabajar a favor del agro Articulo de Genaro López

Panamá: Urge trabajar a favor del agro

Articulo de Genaro López

Urge trabajar a favor del agro

Con la incorporación de Panamá a la OMC y la firma de los TLC, que favorecen a las grandes multinacionales, a los comerciantes y perjudican a los productores nacionales
 
Por; Genaro López
 
A partir de los años ochenta inició una política de desmantelamiento del agro, que se profundiza con la política económica neoliberal (recordar programas de ajuste estructural SAL I y SAL II de 1983 y 1986), que pregona el aperturismo económico, favoreciendo a los sectores transnacionales y a los sectores importadores.
 

Para entender por qué el sector agropecuario se encuentra en este escenario de precariedad hay que remitirse al cambio de modelo de crecimiento económico por el que optaron los gobiernos desde 1979 a la fecha. Ello significa que todos los partidos tradicionales (PRD, CD, Panameñistas, Molirena y Partido Popular) son responsables de las dificultades del sector y que la comida este más cara.

 

Con la incorporación de Panamá a la OMC y la firma de los TLC, que favorecen a las grandes multinacionales, a los comerciantes y perjudican a los productores nacionales, se incrementa la exclusión social. Prefieren importar los alimentos a producirlos en el país. El área de producción agropecuaria disminuyó en la última década en 71,000 hectáreas, no hay política de estímulo a la producción salvo unas transferencias (subsidios) que favorecen al gran productor agropecuario. Es decir, se compromete la seguridad y soberanía alimentaria. Se trata de una política dirigida a la destrucción del agro, avalada por los gobiernos, la partidocracia y sectores empresariales.

 

Derivado de un proceso de abandono oficial del agro, ya con un severo y estructural deterioro, este sector productivo ha reducido su aporte al Producto Interno Bruto; se observa un severo decaimiento de la producción de alimentos y de forma paralela una disminución sostenida de la cantidad de empleos dentro del sector agropecuario.

La politiquería ha imperado en el sector agropecuario, se privilegia los intereses de grandes productores e importadores. Los comerciantes, especuladores, importadores de insumos agropecuarios y los intermediarios están asfixiando a los productores, con el aval de los gobiernos.

 

En el 2014, el Frente Amplio por la Democracia (FAD), en su Programa de Gobierno, planteó la necesidad de incentivar la producción agropecuaria y de alimentos, a través de una política integral, que permita bajas tasas de interés de los préstamos, asesoría técnica, suministro de insumos (incluyendo semillas) y de apoyo en equipamiento, principalmente al pequeño y mediano productor. Igualmente, indicó que era indispensable adoptar medidas para disminuir el costo de los insumos agropecuarios; establecer mecanismos que promuevan que los distribuidores establezcan ‘racionalización de márgenes', para mantener precios a niveles de rentabilidad razonables, incluyendo los productores y distribuidores de insumos agropecuarios e industriales.

 

Se planteó que una política integral debía fortalecer instituciones como el MIDA, el IDIAP, la ANAM, Universidades para el desarrollo de la ciencia y la tecnología, entre otros, para asesoría técnica y apoyo en insumos agropecuarios, procesos de producción sostenibles, que permitan mejorar la productividad del sector agropecuario. Proteger el productor nacional contra productos importados que son subsidiados en sus países de origen y que promueven la producción transgénica.

 

Siendo la distribución de alimentos uno de los principales problemas que encarece los alimentos, el FAD propuso desarrollar mini cadenas productivas y de comercialización, así como el establecimiento de mercados periféricos (relación directa productor-consumidor) basados en una economía solidaria y de precio justo.

 

Es necesario garantizar el acceso a la protección social, combinado con la promoción de la agro-ecología, la salud preventiva, la educación nutricional y los derechos a la tierra y al trabajo.

 

El FAD advirtió en el 2014 que la propuesta de la partidocracia para el sector agropecuario estaba dirigida a continuar desmantelando el agro, tal como ha sucedido. Hoy los sectores productores están en la calle demandando que se frenen las importaciones y para que se declare al sector agropecuario en estado de emergencia nacional. La medida la han tomado dado el abandono que los gobiernos han tenido con la actividad.


SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: