Videos

Artículos

Sin sorpresas, se confirman mismas políticas Por otra parte, pareció cerrar el proceso de denuncias por corrupción, el cual limitó a los últimos 10 años ‘década pérdida'

genaro 13 3 2016

Sin sorpresas, se confirman mismas políticas

Por otra parte, pareció cerrar el proceso de denuncias por corrupción, el cual limitó a los últimos 10 años ‘década pérdida'

 


Por; Genaro López

El uno de julio tomó posesión Laurentino Cortizo como presidente del país, que costó algo más de un millón de dólares, al menos así lo registraron algunos diarios del país. Lo planteado en su discurso era predecible.

El discurso mantuvo el esquema privatizador. Planteó establecer APP para desarrollar las obras públicas y planteó reformas a la Ley de Contrataciones Públicas. Las APP, mecanismo que ha generado exclusión social y traslado de recursos sociales a manos privadas, viene siendo promovido desde administraciones anteriores y rechazada por el pueblo panameño; igualmente todos los Gobiernos que lo han antecedido han reformado la Ley de Contrataciones Públicas, sin embargo, los negocios se mantienen.

Estableció como prioridad ‘gestionar el financiamiento para los pagos atrasados a proveedores y contratistas', definiendo con ello al sector privado como la prioridad de la política pública. No habló de la deuda social con la mayoría de la población.

Tal como lo hicieron Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela, en su momento, plantea que existe un desbalance financiero, en tal sentido anunció que ‘se implementará el Programa Austeridad con Eficiencia, hacer más con menos, que incluye entre otras medidas reducir en un 50 % los viajes y viáticos al exterior', pero ya anunció su primer viaje.

Anuncio la presentación de reformas constitucionales ante la Asamblea Nacional, en julio, mismas que son desconocidas por el pueblo panameño, donde no se presentan cambios reales frente a la crisis institucional que vive el país.

Temas a los cuales no se refirió: deuda, cultura-deporte, salud, seguridad social, seguridad ciudadana, acceso al agua potable, ambiente. No habló de una de las principales demandas del pueblo trabajador: aumento general de salario.

Por otra parte, pareció cerrar el proceso de denuncias por corrupción, el cual limitó a los últimos 10 años ‘década pérdida', dejando de lado la corrupción imperante en las administraciones PRD. Planteó que ‘No habrán intocables', sin embargo, en sus primeros nombramientos aparecen figuras que han sido denunciadas por corrupción.

Finalizó declarando que ‘Mi mayor satisfacción al dejar la Presidencia será caminar con mi frente en alto, sin sentir vergüenza, y seguir recibiendo el cariño que hoy me dan los panameños', palabras más, palabras menos, lo mismo dijeron Martín Torrijos, Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela, ya todos los panameños sabemos la historia.

Más temprano, conocidos y evidentes resultaron los acuerdos entre la partidocracia para la conformación de las ‘nuevas' autoridades de la Asamblea Legislativa. En evidencia el pacto entre PRD, Panameñista, Molirena, CDe ‘Independientes', para por consenso llevar a Marco Castillero a la Presidencia de la Asamblea Nacional. Castillero es hijo del exlegislador Mateo Castillo, quien, junto con Cortizo, presidieron la Asamblea Legislativa en un periodo donde se cuestiona el caso Cemis. Éstos son los tradicionales ‘arreglos de recámaras' entre los partidos tradicionales y los llamados ‘independientes', dirigidos, sin duda, por el poder económico. Sin duda, estas figuran no serán las que lleven adelante el adecentamiento del hemiciclo parlamentario, de promover leyes de interés social y nacional, y sobre todo, de acabar la corrupción.

No podemos dejar de lado que la Asamblea no se instaló con la totalidad de los diputados por las denuncias e impugnaciones que se presentaron dadas las inconsistencias que se cometieron en el marco de un torneo fraudulento. El pacto entre PRD, Partidocracia e ‘Independientes' garantiza una asamblea funcional para imponer las medidas antipopulares ya anunciadas por el Gobierno.

Lo que se avizora es el continuismo de las políticas económicas, el accionar político antiético, su acostumbrado gatopardismo (cambiar algo para que nada cambie).

Una Asamblea Constituyente Originaria es Urgente, en la medida en que estamos viviendo una crisis de la política, que se manifiesta en el hecho de que los representantes no representan los intereses de los representados. Una Constituyente Originaria autoconvocada, donde los diversos sectores de la sociedad panameña construyan la nueva Constitución que siente los pilares de una sociedad con equidad y justicia social, con pleno respeto de los derechos humanos.

 

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: