Videos

Artículos

Panamá: Represión Articulo de Genaro López

UP Represion

Panamá: Represión

Articulo de Genaro López

Represión

Lo que se proyecta es inestabilidad en el mercado de trabajo; crecimiento del desempleo; tasas de participación de la fuerza laboral

Por; Genaro López

 

El gobierno de Juan Carlos Varela, a un año de finalizar su gestión, está inmerso en una oleada de protestas sociales ante el cúmulo de necesidades desatendidas. A pesar que la economía crece, aunque a tasas menores y concentrada, el desempleo aumenta.

 

Los grupos empresariales, que siguen amasando enormes ganancias, aprovechan para reducir el número de trabajadores, intensificando el ritmo de trabajo a los que permanecen, o contratado/recontratando a menores salarios. Esta oleada de despidos se presenta en diversos sectores del país. Entre las principales actividades que viven esta oleada están los supermercados, industria láctea, centros de venta de automóviles, sector financiero, entre otros.

 

Lo que se proyecta es inestabilidad en el mercado de trabajo; crecimiento del desempleo; tasas de participación de la fuerza laboral (mujeres y jóvenes) descendiendo; se generaliza la inseguridad del empleo en medio de un desplazamiento que va desde trabajo asalariado hacia el autoempleo.

 

El resultado de esta situación es el incremento del ejército industrial de reserva (desempleados), con la consecuente profundización de la pauperización del mercado laboral panameño (informalidad). El panorama es preocupante. Sin duda alguna, el desempleo se encuentra entre los principales problemas que enfrentan los panameños, junto al alto costo de la vida.

 

En medio de ello, Varela anunció el incremento de la tarifa del servicio eléctrico por el orden del 8,5%, lo que produce un efecto inmediato en el precio del resto de los bienes y servicios, puesto que como han dicho los empresarios ‘los trasladamos a los consumidores'. La medida ponía una vez más en el tapete los engaños del gobierno, en la medida que meses atrás el gobierno señalaba que ‘ante la apertura de la planta de eléctrica de gas natural en Colón el pueblo no recibiría aumentos de tarifa a partir de abril del 2018, aun cuando aumentará el precio del petróleo'. Además, la justificación para proyectos hidroeléctricos, térmicos, eólicos, de gas natural, paneles solares, tercera línea de transmisión, han sido justificados como fórmulas para abaratar el costo de la energía eléctrica.

 

El repudio no se hizo esperar. Manifestaciones de diversos sectores sociales emprendieron la jornada de lucha en las calles contra la medida antipopular. El gobierno arremetió contra los sectores en lucha, la represión contra la juventud universitaria no se hizo esperar, dejando un saldo de varios heridos y la violación de la autonomía de la Casa de Méndez Pereira.

 

Frente al anuncio de intensificar las acciones por parte de los sectores populares, Varela decide ‘suspender el aumento de la tarifa eléctrica'. En el comunicado se señala que ‘…el Ejecutivo asuma los efectos de la tarifa hasta que la Asamblea apruebe la dispensa fiscal'. Es decir, la medida está solo suspendida; por otro lado, el Ejecutivo apuesta a que se le apruebe la dispensa (solicitada desde antes, aumente el déficit fiscal), a cambio, no es de extrañar que el Legislativo quiera manejar el problema de las planillas. A las empresas vinculadas a la actividad eléctrica se les garantiza ganancias extraordinarias, subsidios e incentivos. La partidocracia (PRD, CD, Panameñista, Molirena, Partido Popular, Alianza) contaran con recursos para el clientelismo político frente a los comicios electorales del 2019. Al final, es el pueblo el que asume el costo.

 

Si bien la suspensión constituye una victoria, esta lucha a penas empieza. El tema de la tarifa eléctrica demostró, una vez más, que el modelo económico neoliberal le quita al pobre para darle al rico. Ello es así en la medida que la actividad de electrificación se ha constituido en un gran negociado, que el poder económico tiene garantizado a partir de sus vínculos con los gobiernos.

 

Resolver estos y otros problema en el país, pasa entre otras cosas, por romper con la política económica neoliberal; requiere acabar con el negociado y la corrupción que se gesta desde las esferas del sector público. La tarea es adecentar el país a través de una Constituyente Originaria.

 

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO

 

UP Rep2

 

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: