Acerca de SUNTRACS

about

 

El 10 de septiembre de 1972, en la Sala Francesa, en Calidonia, cerca del desaparecido teatro Tívoli, se funda el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (SUNTRACS)...

Leer más...

Videos

Panamá: Sigue la descomposición

Sigue la descomposicin

Panamá: Sigue la descomposición

Tanto Varela como Martinelli tenían interés en una televisora, ambos deciden comprarla y la hacen a través de Mix Holding Inc

 

Articulo de Genaro López

 

Siguen aumentando los casos de corrupción en el país. Ahora comienzan a salir informaciones sobre el caso Lava Jato - Odebrecht desde Perú, donde se revela que Panamá es el segundo país con más sobrecostos en América Latina (B/. 1778 millones en 12 proyectos). Están involucrados tres administraciones de Gobierno, Martín Torrijos - PRD (con más de B/.500 millones en tres adjudicaciones); Ricardo Martinelli - CD (con más de B/.5000 millones en 14 proyectos) y Juan Carlos Varela - Panameñismo (con B/. más de 2000 millones en tres adjudicaciones, mismas refrendadas después que se conocía el escándalo).

 

Los tres aparecen en la revista Convoca, en el ranking de los diez presidentes de América Latina que adjudicaron el mayor número de proyectos a Odebrecht.

 

Otra develación son los escándalos de la administración Martinelli-Varela, en la compra de medios de comunicación social, casos de Epasa y RCM (NEXTV). Según se ha publicado, tanto Varela como Martinelli tenían interés en una televisora, ambos deciden comprarla y la hacen a través de Mix Holding Inc., varios de los dueños, al menos cuatro de los socios, hoy están implicados en las investigaciones por lavado de dinero en la compra de Epasa.

 

Este capítulo es una muestra más del estado mafioso que la oligarquía comenzó a configurar desde los albores mismos de la República, pisoteando los derechos y burlándose de las necesidades del pueblo. Todos los partidos tradicionales son responsables de estos hechos. La situación que vivimos responde a los intereses económicos y a rencillas de los grupos hegemónicos, pero tal como señala Frenadeso, debe investigarse, aclararse y deslindarse responsabilidades.

 

Por otro lado, nuevamente el negociado entre los diputados ante la elección de quién presidirá la Asamblea Nacional. Al parecer el nuevo pacto de gobernabilidad es con el CD, prueba de que aquí no va a pasar nada, al final todos se protegen, se encubren, no importa de qué partido tradicional provengan. Esta ha sido la historia de cada nuevo periodo legislativo.

 

En definitiva, tenemos ante nosotros una serie de realidades escandalosas, pero inscritas en la lógica misma del capitalismo neoliberal que atestiguan cómo funcionan las instituciones políticas y los sectores dominantes.

 

La administración Varela no da muestra de cambios frente al abordaje de la corrupción. La corrupción sigue tratada de forma mediática, lo que evidencia la falta de interés del Gobierno para que corruptos y corruptores sean juzgados y condenados. Pero, además, ningún avance en adecentar el accionar público. A casi tres años de gestión de Varela, el país transita por una gran descomposición política ante los graves escándalos de corrupción. Aunque mucho se habla de la necesidad de adecentar la administración pública, perseguir y castigar la corrupción, nada se ha hecho.

 

Tal como señalara Frenadeso: ‘Estamos ante la presencia de un Estado en franca descomposición, una institucionalidad maltrecha, con una institucionalidad podrida, democracia putrefacta, falta de credibilidad en los poderes del Estado como resultado de corrupción e impunidad desvergonzada de quienes nos gobiernan a quienes no les importa que se sepa que son ladrones y que se venden a los grupos de poder económico, porque tienen la certeza de que nada les va a pasar; que es incapaz de atender las demandas básicas de la población, garantizar justicia, hacer valer la voluntad popular, y donde sus principales actores ninguno escapa del cuestionamiento público (autoridades, partidos, órganos del Estado, empresarios, medios de comunicación)'.

 

Ante ello, el pueblo como soberano puede darse su propia normativa jurídica y haciendo uso de su Poder Constituyente recrear el Estado, puede convocar a una Asamblea Constituyente Originaria y Soberana, con plenos poderes para barrer con la podredumbre moral existente en los órganos de poder e instituciones de un Estado degenerado, acabar con la impunidad, recuperar los fondos y bienes robados al Estado y castigar a los corruptos y corruptores.

 

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.

Contáctenos

SUNTRACS Nuevo Veranillo, Calle “L” Final

Teléfonos: 267-0053 / 274- 0727

c-e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

: